viernes, diciembre 16, 2016

El "cuco" Japonés, el Tengu (天狗)


Los Tengu (天狗),conocidos como monstruos espíritus o yokai, son demonios folclóricos y mitológicos en Japón. Se dice que habitan en las montañas, principalmente en pinos y cedros, y son seres impredecibles. tienen la habilidad de cambiar de forma engañando a los humanos, pero su estado natural es en forma de pájaro. 



Se sice que nacen de huevos enormes y anidan en árboles dentro de los bosques, hoy se les asocia con cuervos y urracas. 
En el arte son retratados como criaturas humanas con pico o una nariz larga en forma de pico, alas y plumas en la cola y espalda, y con garras en sus manos y pies. Algunas ilustraciones los representan con escamas, orejas puntiagudas, bocas llenas de dientes afilados y patas de ave. Como muchos demonios, se les asocia con el color rojo.
La leyenda dice que son descendientes de Susanowo-no-mikoto, el dios de la tormenta hermano de Amaterasu, la diosa Sol. En algunos rubros populares, se relaciona a esta entidad con el concepto de extranjeros en Japón. Se les considera fundadores de escuelas de esgrima y de Jujitsu, y reivindican el origen divino de las artes marciales.

El templo de Takao al oeste de Tokio es uno de los templos con más tengus de Japón.
Entre los objetos a menudo asociados con los tengu se encuentran el shakujo, unos báculos en forma de anillo usados para la magia y combate físico; el tokin, un sombrero con una forma rara; y el abanico hauchiwa, el cual está hecho de hojas de Aralia Japonés o de plumas y se dice que tiene el poder de crear grandes rafagas de viento.
La función principal de los tengu es salvar a los guerreros de catástrofes, o ayudarlos en los combates, además se iniciar y transmitir las artes marciales a las personas.
La primera aparición documentada del Tengu se dio en papiros que datan alrededor del año 1296, se les cita como deidades menores, vistos como aves que se destacaron por su comportamiento insolente y temerario en contra del hombre. Su nombre Tengu es un derivado del término chino tien-kou, ambos se escriben con los mismos caracteres. . 
Otro documento obtenido Nihon Shoki que se traduce como “Las crónicas de Japón” escritas en el año 720, contienen los primeros registros mencionados de el Tengu.

Donde se menciona a una gran estrella fugaz que de acuerdo con las enseñanzas budistas de la China se llama “Perro Celestial” escrito como tiangou, término muy similar al japonés para Tengu, tanto textualmente como fonéticamente por lo que de acuerdo con especulaciones podría ser una conglomeración de dos espíritus chinos (el tiangou y el espíritu del zorro llamado huli jing).
La tradición insica que los tengu disfrutan de causar caos y confusión en el mundo de los humanos castigando al vanidoso, molestando al poderoso y recompensando a la persona humilde que no les teme. A veces secuestran a personas y los dejan perdidos en el bosque en un estado de demencia llamado tengu-kakushi, pero a veces también son invocados para que los niños perdidos encuentren su camino a casa.
Hogen Monogatari, fue un notorio Tengu del siglo XII, quien era el fantasma del Emperador Sutoku, según la leyenda fue obligado por su padre a entregar el trono, cuando armó la rebelión Hogen para intentar retomar el poder del trono, pero el Emperador Go-Shirakawa lo venció, y así fue enviado al provincia de Sanuki en Shikoku, donde murió atormentado, pero antes juro atormentar la nación de Japón como un gran demonio.
Las leyendas refuerzan que son fenomenales guerreros, excelentes espadachines y por ello son vistos como las deidades patrones de los artistas marciales, por ello tanto los ninjas como los samuráis aclaman al Tengu como sus maestros. Entre las diversas formas que pueden tomar están las siguientes: un humano común, un humano con una nariz alargada fuera de lo normal, un humano con alas o el pico de un ave, un híbrido entre humano y ave cuyas manos y pies tienen garras, un pájaro de verdad (solo hay tres leyendas donde se lo ha descrito así).
La única razón constante del Tengu hasta la mitología actual, es que es un espíritu arrogante, producto de personas o criaturas asociadas fuertemente como la vanidad y orgullo. Hoy en día la expresión japonesa “Tengu ninaru” se traduce literalmente como “se está convirtiendo en un Tengu”, la cual es usada para describir a un individuo consentido.









No hay comentarios:

 
;